ERGOMETRIA

Consiste en realizar un ejercicio controlado, habitualmente sobre un tapiz rodante, mientras se analiza la capacidad de ejercicio, la tensión arterial y el electrocardiograma. Con ello podemos valorar la respuesta del corazón al ejercicio, fundamentalmente para detectar la presencia de isquemia en el corazón y la severidad de la misma.